Truco: Cómo reparar la abolladura de un coche con un secador y aire comprimido

En este video se ve claramente como se repara un golpe de la carrocería de un coche en cuestión de segundos y sin hacer el uso de la fuerza. Si ya lo dice el dicho: “Más vale maña que fuerza

Herramientas

  • Spray de aire comprimido (CO2)
  • Secador de pelo
  • Paño o gamuza para limpieza

El “secreto” está en aplicar calor a la zona afectada mediante un secador de pelo normal y corriente, posteriormente se dosifica la zona con aire comprimido (dióxido de carbono). Esto hace que se forme una pequeña capa de hielo, similar a la escarcha, en la zona y a medida que va pasando a temperatura ambiente, el golpe desaparece por completo.

Una auténtica pasada. Olvídate de ventosas y otros aparatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *